banner01

banner02

banner03

Robos “amargan” la cosecha de los cañicultores en Venezuela

Muy amarga es la actual situación por la que atraviesan los cañicultores de Venezuela ante el robo indiscriminado de la caña de azúcar, que está generando pérdidas en el rubro que no alcanza a cubrir el 25% de las necesidades de consumo nacional.

 Diariamente y sin ningún pudor, cientos de personas invaden sembradíos, fincas y haciendas privadas para cortar y robar la caña de azúcar, generando pérdidas -estimadas para el 2017- de unos 2 millones de kilos de azúcar y que podrían triplicarse en el 2018 si las autoridades no toman cartas en el asunto.

 Las pérdidas de los cañicultores son cuantiosas, aún cuando, continúan esperando un ajuste o liberación en el precio del azúcar por parte del Gobierno Nacional para seguir en el campo y por lo menos cubrir los costos de producción que ante la inflación no los permite avanzar en la zafra 2017-2018.

 Las denuncias de robos de caña de azúcar y también de maquinaria e implementos agrícolas dentro de sus parcelas, abundan en el país, específicamente en las zonas rurales. Aragua, Lara, Portuguesa y Carabobo, han sido las entidades más perjudicadas. Por lo menos en Carabobo, estiman que de 30.000 toneladas de caña, se han perdido 10.000 TN, “eso repercute en la economía del cañicultor”, dijo Oscar Contreras presidente de Socaportuguesa, en días pasados.

 ¿Sabías Que?

 En Venezuela existen sembradas 78.000 hectáreas de caña, de las cuales Portuguesa ocupa la mayor superficie con 55.000 has.

 

 

Fuente: Minuta Agropecuaria